martes, 6 de julio de 2010

Jornada de limpieza playa del Cañuelo. Por Gloria Haro.


Gloria Haro, en su primera actividad como voluntaria ambiental.


Hoy 3 de Julio de 2010 me he levantado a las 6,30 de la mañana, toda ilusionada porque voy a participar en un programa de Medio Ambiente de limpieza, en el Paraje de Acantilados Maro-Cerro Gordo.

A noche, preparé mi mochila con todo lo necesario para dicho evento,( digo evento porque para mi lo es) crema de protección solar, bañador y complementos, ya que el día había sido soleado y caluroso.

Me he levantado a esta hora porque me gusta ser puntual en todo y mucho más en estas cosas.
Cuando he salido a la calle para reunirme con mis compañeros, cual ha sido mí sorpresa?. Ha comenzado a caer un importante aguacero, me he tenido que volver para coger un paraguas, aunque al final, ni siquiera lo he utilizado porque era reconfortante, que a esta hora y con un clima como el nuestro, el agua me mojara.

Una vez en el lugar de la cita, he esperado tan solo unos minutos, hasta que han llegado mis compañeros, Antonio y Pepe. Una vez dentro del coche, me han sorprendido con su amena conversión, hablaban de plantas, con sus nombres científicos y, yo me preguntaba,¿como podían conocer tantos y con tanta dificultad en su pronunciación?.

Hemos llegado a Macro-Cerro Gordo que está ubicado en el límite de Granada y Málaga. Allí nos hemos encontrado con nuevos compañeros de Motril (Granada). Nos hemos saludado, y hemos esperado a otros de la parte de Málaga. Me ha sorprendido con la cordialidad que se saludaban unos y otros

Después de un reparto de camisetas, folletos y demás, nos han bajado a todos los participantes a la Playa del Cañuelo en coches, facilitados por la organización, Parque Natural de Sierra Almijara, Alhama y Tejeda – Paraje Natural Cerro Gordo Maro de la Consejería de Medio Ambiente, Junta de Andalucía, ya que está prohibido bajar en coches particulares.

Una vez todos en el playa, el director conservador del Paraje y otros responsables de la CMA nos han dado una charla, y nos han explicado en que consistía nuestro trabajo: limpieza de la playa de objetos, como botellas, tapones, latas,...y a la vez quitar del entorno las plantas que son invasoras de las que no lo son. Cosa que yo no tenia muy claro porque para mí todas debían ser respetadas, y no es así.

Para que las plantas del mismo lugar no desaparezcan, hay que eliminar otras que han llegado allí por cualquier circunstancia, reproduciéndose con tanta facilidad que las que viven en su propio medio van desapareciendo. Arrancando las plantas invasoras, se busca de nuevo el equilibrio del medio. Interesante lección para mí.

Después de hacer nuestro trabajo y comernos un suculento bocadillo, con nuestra cervecita a cargo de la organización. (En un chiringuito, dónde el dueño es un encanto). Decidimos volver a casa. Algunos de mis compañeros se fueron en coche y nosotros los más valientes, pensamos hacer la subida andando y, digo lo de "valientes" porque a mí me costó, pero una vez en lo alto me sentí super bien, (los retos son los retos) y adelante.

De nuevo en el coche, Pepe Guirado me sorprende con su prodigiosa memoria, de conocer agente del lugar, de muchísimos años atrás, de anécdotas vividas, ...

Con toda amabilidad me han dejado junto a mí portal, (como a de ser; cosa de caballeros). Dentro ya de mi casa me he sentido, con sensaciones nuevas, las ideas renovadas por los conocimientos adquiridos y, recomendándole alguna que otra persona, que para desconectarse de la vida cotidiana no hay nada mejor que inscribirse ha esta clase de tareas. Te hacen sentirte bien y, que los demás se sientan igual de bien, por el trabajo realizado.

Solo me queda dar las gracias a, Diego, José, Aurelia, Adela, José, Antonio, por lo bien que me habéis acogido en el grupo.

Y a los organizadores por la excelente idea y prefecta organización

Gloria Haro.